Uncharted 4: Indiana jones hecho videojuego, supera a Indiana Jones.

Hoy quiero analizar un videojuego que ha salido hace apenas unas semanas, y parece que ya ha sido olvidado: Uncharted 4. A partir del salto de línea encontraréis spoilers del juego y de sus anteriores entregas, uncharted 1, 2 y 3.

Mi viaje en esta saga ha sido reciente y muy acelerado, pero creo que es conveniente hacer un brevísimo resumen para contextualizar. Uncharted 1 fue el primer título de la saga de Naughty Dog. Caía dentro del videojuego cliché, aun siendo revolucionario en muchas mecánicas, y en su concepción cinematográfica del videojuego. Uncharted 2 fue una revolución técnica abismal, el videojuego más largo de la saga, y, para muchos, el mejor. En este título nos centrábamos más en la aventura, el ritmo frenético y la acción que llevaban a situaciones impresionantes (Pero inverosímiles) y el villano caía en el tópico de ruso-paramilitar-loco. Uncharted 3 cambió levemente su tendencia. La aventura no era el foco de atención, si no el coste de la misma para Nathan Drake, su evolución en el viaje y, en menor medida, la pérdida. Uncharted 3 tenía ya claras intenciones de madurar, y finalizar a la vez la saga. Ahora, los nuevos directores (Que ya nos dejaron boquiabiertos con The Last of us) Elevan esta evolución a la enésima potencia, y, nos dejan en el proceso el que yo considero el mejor juego de la saga.

En el apartado técnico estamos seguramente en el tope gráfico que la plataforma puede aguantar. Los escenarios son más grandes, mucho más detallados, dinámicos, y la iluminación es sublime. El juego sigue pecando de unas texturas algo pobres cuando nos acercamos, pero los recursos puestos en las sombras, las contraluces, y diferentes desenfoques (de movimiento en las persecuciones, por ejemplo) logran que dejemos de pensar en esas texturas y disfrutemos de una experiencia que es, simplemente, impresionante.

Las mecánicas del juego cumplen su función. Saben acelerar el ritmo si la escena lo requiere, o hacernos parar para ver el entorno. Entre otras cosas, mecánicas heredadas de Tomb Raider, como el gancho, el Piolet para paredes rugosas, o los suelos inclinados sobre los que deslizarse, han sido integradas a la perfección en unos escenarios que bailan perfectamente entre el campo de batalla plagado de coberturas a los niveles de plataformeo, que suponen un pequeño reto en determinadas ocasiones.

Pero sin duda el mayor ingrediente de este juegazo es su historia. Saben integrar a la perfección los personajes de Nathan, Sam, Sully y Elena. Todo el viaje nos tiene con los ojos pegados a la pantalla, por un motivo u otro. Los villanos (que hay dos, formando un duo que no acaba de confiar del todo) están brillantemente introducidos desde el principio, y con unas motivaciones perfectamente explicadas. La historia sabe pegar un par de giros dramáticos algo previsibles, pero dan lugar a toda una secuencia final que es maravillosa. Saben hacer que nos preocupemos por el futuro de todos nuestros héroes, y juegan con es atensión cada vez que alguno abandona la pantalla, para que no nos olvidemos de ellos. El epílogo, con el final de Nathan y elena, las referencias de su hija Cassie, y las cartas de Sam y Sullivan, es una puñalada directa a los sentimientos del jugador.

Muchos se quejarán (y hacen bien) de que el juego es lineal, cinemático, y no supone un reto o no da opciones al jugador. Es en esa misma esencia en lo que reside el interés por este juego. No buscamos un reto, una experiencia difícil, sino participar en una película de Indiana jones. Sólo que esta vez, la película es mejor que cualquiera no solo de la saga, sino del género. Sobre si es más relevante la jugabilidad o la historia, es un debate que plantearemos en otro momento. Este juego nos invita a olvidarnos de todo lo que nos rodea, plantearnos una historia y dejarnos ver cómo avanza. Si te dejas llevar por él, es una experiencia divertidísima e inolvidable.

Obviamente el juego tiene errores, y es que, si hay alguien a quien exigir un mínimo de calidad, es Naughty Dog. El juego presume de una historia y personajes realmente maduros, mientras sus mecánicas nos plantean el mismo shooter simplista que hemos visto estos años (Aunque ellos mismos se ríen de esto, bajo el trofeo: Disonancia ludonarrativa, que consiste en matar a 1000 enemigos), el guion del juego puede parecer algo forzada en un punto clave de la historia, e, incluso, la dependencia de los scripts de la actuación del jugador puede romper las escenas más frenéticas del videojuego.

Sin embargo, y, como conclusión, no considero que ninguno de estos fallos sea lo suficientemente destacable como para echar por tierra el juego que tenemos ante nosotros. Del mismo modo que sería un crimen tener una Ps3 y no jugar cualquiera de los anteriores uncharted, es un crimen tener una Ps4 y no jugar esta historia (Junto con muchas otras, como The last of us, bloodborne, etc…). Si estáis dudando si comprar la consola, por este juego, id a la tienda y compradla. Si tenéis esta consola, y buscáis u juego para jugar este año. Éste es el juego. Todos los demás, pueden esperar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s