Las claves del éxito de las series Marvel en Netflix

Marvel-Studios-e-Netflix-Anunciam-Parceria-Para-a-Produção-de-Séries_26.02.2014_01

Todo empezó con Daredevil. Netflix lanzó esta serie que tenía como precedente la película de Ben Affleck, al menos para el gran público, consiguiendo enganchar a todo el mundo con un modelo a la hora de publicar series muy concreto, que consiste en subir toda una temporada directamente y dejar a elección de los usuarios el ritmo de visionado.

Y la serie Jessica Jones confirmó que este era el camino a seguir…

Netflix ha demostrado con sus 2 temporadas de Daredevil y la de Jessica Jones que no todo tienen que ser explosiones y humor fácil en el género superheróico, y que el formato de temporadas de unos 10-15 capítulos es el mejor para contar grandes historias sin aburrir al espectador. Aquí van las razones por las que yo creo que están gustando tanto:

1-Temporadas cortas.

Con temporadas de unos 10 capítulos se pueden contar buenas historias sin recurrir a rellenos innecesarios y aburrir a la gente. Tienen cabida varias tramas que pueden avanzar sin prisas pero sin enrollarse de más. Lo hemos visto muy claro en la 2ª temporada de Daredevil, donde a lo largo de sus 13 capítulos han tocado toda la trama de Punisher, de Elektra y la mano e incluso hasta de Kingpin, incluyendo historias y tramas para Foggy y Karen.

2-Publicar temporadas completas.

El hecho de poder coger un fin de semana y ver la temporada completa seguida o verlo en 2-3 tardes es una gran ventaja respecto al modelo de un capítulo semanal, que suele incluir parones. Es mucho más fácil seguir el hilo y engancharse al show, sin tener que recurrir a finales bestias que te dejan una semana esperando al siguiente capítulo como manera de enganchar al espectador.

3-Personajes más trabajados.

La clave por la que me están gustando más estas series que la mayoría de las películas del género, es el hecho de que te presentan muy bien sus personajes, por qué hacen lo que hacen, qué les motiva y que les llevó por ese camino.

Esto se agradece especialmente en el caso de los villanos, grandes damnificados en las películas, y que parecen villanos desechables elegidos al azar. Con esto me refiero a los Malekith, Ultrón, Whiplash… En cambio en las series de Netflix llegamos a tener capítulos dedicados a Fisk o Kilgrave, lo que hace que sean tan interesantes como los héroes o incluso más.

4-Tono más oscuro y realista.

Las historias que se cuentan en estas series son oscuras, y requieren de escenas impactantes, ya sea en ambientación, violencia o sexo. Es un modelo realista, más terrenal y que hace que el producto crezca en calidad enormemente. Un punto de inflexión para el personaje de Fisk fue decapitar a un ruso con la puerta de su todo terreno. Si en lugar de eso hubiésemos tenido la clásica escena donde le dispara y ya, el espectador no tendría miedo de la brutalidad de Fisk.

Otra cosa que me encantó de la primera temporada de Daredevil es que si le pegaban una paliza, los siguientes capítulos le veíamos jodido, con vendajes y dificultades al moverse. Esa tontería no es algo que se suela ver en el género superheróico y se agradece.

5-No abusan de las referencias

A pesar de pertenecer al universo cinematográfico, apenas hay a un puñado de referencias, lo que hace las series perfectamente aptas para que la vea alguien que no haya visto las películas.

Y a vosotros, ¿Qué es lo que más y menos os gusta de este modelo? Yo por mi parte cruzo los dedos para que recuperen los derechos de los X-Men y opten por dárselos a Netflix.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s