Dark Souls 3: Parte 1, Lothric

Continuando con el comentario iniciado hace dos días, voy a ir analizando, cuando pueda y según avance, las diferentes zonas de Dark Souls 3 con sus respectivos bosses. Prefiero no atarme a un número de posts o fechas, ya que prefiero ir comentando según vea algo de interés en el juego.

Hoy por tanto nos toca la primera zona, y el primer boss. De ahora en adelante encontraréis spoilers del Juego.

Esta primera zona nuevamente resulta muy familiar (demasiado) para aquellos que hayamos jugado Dark souls 1. Es muy similar, en cuanto a enfoque y decoración, al burgo de los no muertos. Sin embargo, aunque la referencia es obvia, y nada prometedora respecto al futuro del juego, no debemos dejar de mencionar una serie de aspectos interesantes.

La primera zona (Muros de Lothric, y torre de vigilancia de Lothric) se encuentra, como no, en el castillo de Lothric, concretamente en sus murallas exteriores. Podemos pasearnos por hasta 4 secciones de muralla y tres torres, además de acceder a unos calabozos, a una plaza interior, un par de edificios y la salida del castillo. Esta zona se encuentra plagada de enemigos no-muertos, de diferentes dificultades y con diferentes armas, que no detallaré demasiado. Culminan la zona unos perros (que no parecen estar demasiado sanos) y unos caballeros de Lothric, equipados con escudo, espada y lanza, que hacen las veces de caballeros negros (aunque ojo, si los matamos, al descansar en la hoguera volverán a aparecer).

En la zona además nos encontramos con un caballero maldito, que viste de azul, el cual aún no he podido derrotar, un semi-gigante algo duro de roer (Consejo, debilitadle con ataques en caída, volviendo a subir y repitiendo, en dos o tres golpes debería caer) y una serie de NPC’s bastante amables. Una anciana, la dueña del castillo, nos da un estandarte que nos permitirá avanzar cuando derrotemos al Boss, y un ladrón encarcelado en la base del torreón nos dará un anillo que aumenta la defensa cuando tenemos PS bajos, pero nos pide que lo devolvamos en el Pueblo Mohoso. A lo largo de la zona obtenemos diferentes armas, arco y flechas, materiales varios, etc… Nada destacable.

La verdad es que sorprende encontrarse una zona tan similar al burgo, pero de menor tamaño y con una dificultad que aumenta exponencialmente, y requiere de dominar las técnicas de combate muy bien.

Como enemigos de esta zona me gustaría destacar tres. Por un lado, los no muertos transformados, les sucede igual que a nuestro amigo Ludex Gundyr, aunque podemos matarlos antes de su transformación para facilitarnos el trabajo. El primo hiperactivo de Smaug, un bonito dragón que nos da la bienvenida intentando pisarnos, para después bloquear una sección del mapa y achicharrar una entrada cada vez que nos movamos cerca de él. Aquí, he de reconocer que le ataque con hasta 70 flechas y un arco, hasta lograr bajarle la vida lo suficiente, y se fue. Así pude acceder a la sala que guardaba, aunque no hay gran cosa, es buena para farmear. Por último, el boss, Vordt del valle boreal. Se trata de un cuadrúpedo gigante que no está haciendo la operación bikini precisamente. Es MUY grande, y MUY pesado, con unos ataques bastante sorprendentes. Tratará de congelarnos en todo momento, y atacará de frente con un ritmo lento en cortas distancias, pero rápido si nos alejamos demasiado. Mi consejo, quedaos cerca de él, entre sus piernas si es posible, y cada vez que ataque podréis enfocar su gordo culo y atacarle. Sobre todo, paciencia.

En conjunto, la zona se hace entretenida aunque difícil, la ambientación es una vez más, muy buena, y el juego demuestra la habilidad de From software para obligarnos a jugar a su modo. Combinan bien el estilo de Dark souls con el de bloodborne. Aquí, se premia la agresividad tanto como la paciencia. No podemos atacar muy rápido ya que los enemigos pueden esquivar, atacar todavía más rápido, o se nos acabará pronto la stamina. Tampoco podemos ser demasiado precavidos, ya que los enemigos se adaptan muy bien al entorno, tratan de rodearnos, o hacen ataques pesados que rompen nuestra guardia (Incluso, los ballesteros usarán pernos de fuego que nos dañan aun cuando estamos en guardia).

Tras 8 horas de juego, el arranque es prometedor aunque demasiado familiar. Las innovaciones son limitadas, pero están bien integradas, y la introducción mantiene la calidad en la introducción de las anteriores entregas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s